Contratar Tarifas de Gas online

Las mejores ofertas en tarifas de la gas para tu hogar.

Comparativa de ofertas de tarifas de gas para contratar online

Si buscas una tarifa de gas competente la encontrarás en nuestro comparador. Te mostramos las ofertas y características de las principales compañías para que elijas fácilmente y empieces a ahorrar en tus facturas de energía en el hogar. Tanto si tienes dudas como si ya estás decidido, con solo pulsar un botón te daremos la información extra que necesitas y podrás contratar online la oferta que más te interese. Sin papeleos. Sin esperas. Sin complicaciones.

Ofertas destacadas en tarifas de gas

Tarifa de Gas Inwattible

  • Gas a precio mínimo de mercado.
  • Sin permanencias ni cortes durante el cambio.
  • Opción a servicio de mantenimiento adicional
En el caso del gas no existen tramos de discriminación horaria, pero también puedes pagar el precio mínimo de mercado por tu consumo, al igual que sucede con la luz. Contrata tu energía con Alterna y ahorra una media de 60 euros al año en tus facturas de gas.
Desde
3
,50
€/mes + IVA
 

Tarifa Lucera de gas natural 3.1

  • Para hogares sin calefacción de gas
  • Sin compromiso de permanencia
  • Cuota única de 4,90€/mes + IVA
Lucera te trae esta oferta en gas natural para viviendas que no cuentan con calefacción.  Contrata el gas junto con la luz en esta compañía y obtén energía 100% renovable mientras pagas una única cuota de 4,90€ al mes + IVA. Sin permanencias ni papeleos.
Desde
2
,50
€/mes + IVA

Tarifa Lucera de gas natural 3.2

  • Para hogares con calefacción de gas
  • Sin compromiso de permanencia
  • Cuota única de 4,90€/mes + IVA
Si dispones de calefacción de gas natural en tu vivienda, esta es la tarifa de gas que necesitas. Lucera te trae una oferta que podrás contratar junto con tu tarifa de luz para conseguir el máximo ahorro. Pásate a Lucera y disfruta de la energía 100% renovable al mejor precio.
Desde
5
,51
€/mes + IVA

En qué fijarse al contratar tarifas de gas online

Precio del kWh

Suele estar fijado por la compañía en cuestión y, al igual que sucede con la luz, puede ser fijo o variable. En caso de que optes por un precio fijo, pagarás siempre lo mismo por los kWh que consumas. Si eliges una tarifa variable en cambio podrás aprovechar las bajadas de precio cuando haya menos demanda, aunque tendrás menos certeza de lo que vas a pagar cada mes.

Precio de la potencia

El otro componente principal de tu tarifa será el precio de la potencia que contrates. Este precio es fijo y está regulado por el mercado y la compañía contratada. En el momento de hacer tu contrato con la compañía que elijas, también puedes elegir la potencia que vas a necesitar. Cambiar la potencia contratada no tiene coste, pero solo podrás hacer un cambio al año.

Precio del acceso

El precio del acceso de gas variará según el tamaño y consumo habitual de tu vivienda. De esta forma, tendrás principalmente una tarifa con acceso 3.1 o 3.2, dependiendo de si cuentas con un sistema de calefacción de gas natural o no. El precio de la potencia contratada también aumentará si lo hace el tipo de acceso, siendo la opción 3.1 la más económica de todas.

Otros detalles a tener en cuenta antes de contratar tarifas de gas

Gracias a la liberación del mercado de la energía que tuvo lugar en 2009 en nuestro país, los usuarios podemos contar con una amplia oferta de tarifas en gas natural. Además, ahora podemos elegir entre el mercado libre o el mercado regulado y obtener así una factura más a nuestra medida, además de poder realizar este tipo de contrataciones de forma totalmente online y sin necesidad de salir de casa.

Para poder contratar una tarifa de gas natural solo necesitas que tu vivienda esté conectada a alguna red de distribución y contar con instalación de la acometida. En otras palabras, es necesario que haya un punto de suministro en tu hogar conectado con la red de distribución y que el servicio no haya sido dado de baja. En caso de que así sea, será necesario que un técnico vaya a tu domicilio a revisar la instalación.

Sea cual sea tu situación, puedes informar a la comercializadora en la que desees contratar tu tarifa de gas para que se encarguen de las gestiones pertinentes y necesarias.

Potencia

Por potencia se entiende la cantidad máxima de kW (kilovatios) que pueden circular a la vez por tu instalación, sumando el consumo que cada equipo de gas de tu hogar produce de forma individual: calefacción, agua caliente y cocina son los principales presentes en cada hogar.  Por eso es importante saber la potencia que necesitamos para nuestra vivienda, para evitar pagar de más o por el contrario quedarnos cortos y no poder hacer uso del suministro de gas natural en casa tal y como nos gustaría.

Para que te hagas una idea, en aquellos hogares sin calefacción, en los que el gas se utilice básicamente para el agua caliente y la cocina, la potencia no suele superar los 5.000 kWh anuales. Sin embargo, si también vas a usar tu suministro para la calefacción, lo más probable es que necesites una potencia de entre 5.000 kWh a 10.000 kWh.

El precio de la potencia no depende del consumo que hagamos, sino que se trata de un precio fijo marcado por el mercado y que aumenta según la comercializadora que contratemos.

¡Ojo al dato!

Al igual que sucede con el Bono Social Eléctrico, también existe un Bono Social Térmico destinado a hogares vulnerables o en riesgo de exclusión. La cantidad que puede percibirse con esta ayuda económica depende de la zona geográfica en cuestión, además del nivel de vulnerabilidad del usuario. En caso de ser beneficiario del Bono Social Eléctrico, el Bono Social Térmico se otorgará de forma automática.

Tipos de acceso

Según el tipo de instalación de gas de nuestra vivienda, nos encontraremos un tipo de acceso distinto. Los dos principales son los siguientes:
  • La Tarifa 3.1: es el tipo de acceso de aquellos hogares que por norma general no cuentan con calefacción de gas natural. El suministro iría destinado a cocina y agua caliente y el consumo se estima en menos de 5.000 kWh al año.
  • La Tarifa 3.2: por el contrario, está presente en viviendas que sí disponen de instalación de calefacción por gas natural y que, como cabe de esperar, necesitan contratar una mayor potencia. Hablamos en este caso de consumos que pueden llegar a los 50.000 kWh anuales.
Aunque estos son los tipos de acceso que existen en los domicilios comunes, también existen por supuesto otras opciones para negocios y establecimientos de mayor tamaño y que realizan un consumo mucho mayor. Estas serían las tarifas 3.3 y 3.4: la primera sería para los consumos anuales de hasta 100.000 kWh, y la última a partir de esta cantidad en adelante.

Alta del gas natural

Para poder contar con suministro de gas natural en nuestra vivienda es necesario darlo de alta. En primer lugar, si no contamos con instalación, debemos contactar con la distribuidora de nuestra zona para que nos facilite un presupuesto y las condiciones técnicas que deben cumplirse para la realización de la misma. Finalizada esta instalación, se emitirá el CUPS, que será el código identificativo de nuestro suministro.

Este código CUPS será indispensable tanto para realizar un alta como para reactivarla en caso de que ya hubiera habido un suministro previo en la vivienda. De la misma forma se nos solicitará si nos cambiamos de comercializadora a la hora de formalizar nuestro contrato, además de los datos personales de quien vaya a ser titular de la tarifa.

Déjanos tu valoración:
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)